Skip to content

Tipos de dirección

Para más información

Tipos de dirección

Los vehículos autopropulsados Morello pueden equiparse con los siguientes tipos de dirección:

VS (VSP1/VSP3)– eje(s) delantero(s) de dirección
VC (VCP1/VCP3)– todos los ejes de dirección
± 90 °– eje delantero de dirección ±90°
OMNI– dirección independiente en todas las ruedas
 

La manipulación en tierra de grandes cargas, con vehículos autopropulsados equipados con ruedas directrices, es una solución cada vez más utilizada por las industrias de todo el mundo. De hecho, las indudables ventajas en términos de seguridad y eficacia logística están llevando a las empresas de muchos sectores a invertir en camiones autopropulsados de ruedas directrices, abandonando así el transporte de cargas pesadas mediante puentes grúa, grúas, carros sobre raíles y remolques arrastrados.

Así pues, los carros autopropulsados de ruedas directrices son, básicamente, una solución extremadamente eficaz y eficiente para el transporte de cargas de entre 5 toneladas y más de 1000 toneladas; pero existen distintos tipos de camiones autopropulsados, que tienen distintas direcciones, y que, por tanto, pueden aumentar aún más las ventajas de estos vehículos.

Ejes delanteros direccionales

assali anteriori sterzanti

La dirección más sencilla y económica es la dirección solo con ejes delanteros direccionales.
Es similar a la dirección del coche que conducimos a diario.
Con esta dirección, el radio de giro es bastante grande. Por esta razón, los vehículos autopropulsados con este tipo de dirección se utilizan cuando hay espacios de maniobra bastante grandes y la aproximación a los puntos de carga y descarga es bastante cómoda.
Los vehículos autopropulsados con eje delantero de dirección suelen utilizarse para el transporte de moldes, para el transporte de material de acero como bobinas, vigas, tubos, para el transporte de maquinaria pesada, etc.

Todos los ejes de dirección

all-axles-steering

Una operación de dirección bastante sencilla, pero que permite radios de giro más pequeños, es la dirección a las cuatro ruedas.
En este tipo de dirección, tanto el eje delantero como el trasero giran en el mismo ángulo, de modo que el centro de rotación se encuentra en un punto de la línea central del vehículo autopropulsado.
Este tipo de dirección tiene una gran demanda, ya que permite radios pequeños a bajo coste.
Los vehículos autopropulsados con todos los ejes de dirección suelen utilizarse en entornos en los que los espacios no son muy grandes, pero siguen siendo bastante cómodos, y en los que no son necesarias aproximaciones extremadamente precisas a posiciones complejas de carga y descarga.
De nuevo, el uso más común es en la industria automotriz (transporte de moldes) y la siderurgia.

Este tipo de dirección también se utiliza mucho en los carros AGV, que, al tener que seguir una trayectoria predeterminada, sin poder dar la vuelta, requieren que tanto el eje delantero como el trasero se dirijan de forma independiente para ser precisos.

Dirección ± 90°

Sterzatura

Una solución intermedia, tanto en términos de coste como de radio de dirección, entre las dos direcciones mencionadas anteriormente es la dirección en la que el eje delantero puede girar ± 90°.
Con esta dirección, el centro de rotación se encuentra en el centro del eje trasero, lo que garantiza un radio de giro bastante reducido.

Es un sistema de dirección que Morello utiliza a menudo en sus transpaletas eléctricas para grandes capacidades. Pero también se utiliza a menudo en AGV unidireccionales y para todas aquellas aplicaciones que requieren un radio de giro pequeño pero el presupuesto o el tamaño de la máquina deben seguir siendo reducidos.

Dirección omnidireccional

El tipo de dirección más tecnológico y flexible que ofrece Morello es la dirección omnidireccional.

En este caso, todas las ruedas del vehículo autopropulsado se dirigen de forma independiente, por lo que es posible realizar cualquier tipo de dirección, como se muestra en la imagen anterior.

Se trata, por supuesto, de la versión más flexible, ya que permite al vehículo autopropulsado trabajar incluso en los espacios más reducidos, donde el paso es cuestión de milímetros.

Desplazándose tanto frontal como lateralmente, pudiendo girar alrededor de su centro o alrededor de un punto específico, así como desplazarse en diagonal, un carro autopropulsado equipado con dirección omnidireccional es la solución más eficaz en términos de logística. Por eso se utilizan para manipular cargas muy grandes, como cisternas, grandes enfriadoras, transformadores de potencia, prefabricados de hormigón, objetos cilíndricos largos, etc.

Nuestros clientes para este tipo de carros autopropulsados se encuentran en la industria del petróleo y el gas (donde los autopropulsados tienen que desplazarse en buques o plataformas marinas con un espacio extremadamente limitado), de la producción de energía (fabricantes de transformadores, enfriadores, turbinas, compresores, intercambiadores de calor, etc.), de la industria naval, de la prefabricación, de la energía nuclear (donde las cargas que hay que mover son siempre muy grandes y pesadas), las turbinas y aerogeneradores, etc.

sterzatura omnidirezionale