Skip to content

Los beneficios del uso de carros autopropulsados en lugar de sistemas de tractor y remolque para el manejo de cargas pesadas

Self-propelled cart vs tractor+trailer

 

Manejar cargas pesadas en la industria manufacturera es un desafío constante que requiere soluciones efectivas para garantizar la seguridad de los operadores, reducir los costos por tiempos no productivos y evitar daños a los productos. La industria automotriz, la siderúrgica, la de generación de energía, la nuclear y la de carpintería pesada, entre otras, enfrentan estos desafíos a diario. Por ejemplo, el sector automotriz a menudo necesita mover moldes de prensa, mientras que la industria siderúrgica maneja materiales pesados y productos terminados; y asegurar el manejo seguro y eficiente de transformadores, enfriadores y turbinas es crucial para la generación de energía.

 

Problemas con los sistemas de tractor y remolque

Baja seguridad:

  • Problemas de certificación: Los montacargas o tractores eléctricos pequeños a menudo no están certificados para remolcar remolques específicos, comprometiendo la seguridad.
  • Frenado insuficiente: Estos tractores pueden no ser capaces de frenar adecuadamente los remolques en las pendientes, creando situaciones peligrosas.
  • Maniobrabilidad compleja: Los sistemas articulados de tractor y remolque son difíciles de maniobrar, especialmente en reversa.
  • Riesgos para el operador: Los tractores eléctricos de arrastre (pushers/pullers) pueden causar accidentes graves si fallan los frenos o en las pendientes, potencialmente lesionando al operador.
  • Riesgo de vuelco: Los giros a alta velocidad pueden causar el vuelco de los remolques.
  • Errores del operador: Errores como un enganche incorrecto o dejar el freno del remolque activado pueden llevar a situaciones peligrosas.

Altos costos operativos:

  • Tiempos de manejo: La maniobra de sistemas de tractor y remolque es compleja, requiere rutas más largas y posicionamiento complicado en las estaciones de carga/descarga, aumentando los tiempos de manejo.
  • Requisitos de espacio: Estos sistemas necesitan un espacio significativo dentro de la instalación, lo cual tiene un valor económico alto.
  • Eficiencia energética: Mover tres componentes (tractor, remolque y carga) es menos eficiente y aumenta el consumo de energía.
  • Costos de mantenimiento: Mantener dos vehículos separados (tractor y remolque) eleva los costos operativos.

 

Ventajas de los carros autopropulsados a batería

Seguridad mejorada:

  • Diseño certificado: Los carros autopropulsados están certificados CE para transportar y frenar cargas específicas de manera segura. Están diseñados y certificados según los requisitos específicos del cliente (tipo de carga, suelo, pendientes, etc.).
  • Operación a distancia: El uso de controles remotos o botones colgantes mantiene a los operadores a una distancia segura, proporcionando visibilidad óptima y reduciendo riesgos.
  • Estabilidad: La velocidad de movimiento, controlada por software, previene el vuelco.
  • Evitación de colisiones: Los sistemas avanzados, incluidos los escáneres láser, reducen aún más los riesgos al monitorear los movimientos en ambas direcciones.

Mayor eficiencia operativa:

  • Tiempos de manejo reducidos: El diseño compacto de los carros autopropulsados permite un manejo más rápido y rutas más directas.
  • Uso optimizado del espacio: Estos carros requieren menos espacio, optimizando el diseño de las instalaciones. Los carros de dirección omnidireccional de Morello mejoran aún más el uso del espacio.
  • Ahorro de energía: Solo el carro y la carga necesitan energía, lo que reduce significativamente el consumo en comparación con los sistemas de tractor y remolque.
  • Mantenimiento reducido: Con un solo vehículo para mantener, los costos de mantenimiento son menores.

 

Comparación con sistemas de tractor-remolque múltiples

Incluso en configuraciones con un solo tractor y varios remolques, los carros autopropulsados a batería siguen siendo superiores. Un sistema que utiliza un carro autopropulsado con una plataforma de carga elevable y varias «paletas» de acero ofrece ventajas significativas:

  • Costos reducidos: Las paletas de acero sin ruedas ni mecanismos de dirección son más baratas que los remolques completos.
  • Eficiencia operativa: Estos carros agilizan las operaciones, reduciendo los costos de gestión y mantenimiento.

 

Conclusión

Los carros autopropulsados a batería son una solución moderna y segura para el manejo de cargas pesadas. Ofrecen ventajas sustanciales en términos de seguridad, eficiencia operativa y rentabilidad en comparación con los sistemas tradicionales de tractor y remolque. Estos carros están diseñados para satisfacer las necesidades específicas de los clientes, proporcionando soluciones personalizadas para diversas aplicaciones industriales.

Para obtener más información sobre nuestros carros autopropulsados, visite nuestra página de productos.

Para más detalles o una cotización personalizada, contáctenos aquí.

También te puede interesar